jueves, 4 de agosto de 2011

Capítulo 58

Ya había pasado el primer receso con Diana, Sara y sus amigas…no fue tan malo como creí pero tampoco estaba divertida…al toque de timbre cada una se fue a clase…
-Este día es tan aburrido…historia, matemática, literatura, biología…No debería existir ningún colegio-dije sacando mis libros de mi casillero.
-Por lo menos no debes exponer, yo debo ir a la casa de Sara para preparar el trabajo-dijo Diana a mi lado.
-Recomendaciones-dijo Lily.
-Cuando mencione alguno de los cuadros o cualquier cosa que quiera mostrarte…-  continuó Ali.
-Debes apreciarlo como si fuera lo más importante en tu vida-dije con una sonrisa cerrando mi casillero.
-Debes decirle lo perfectas que son sus cosas-dijo Lily.
-En general…-dije y Ali terminó mi oración.
-Haz todo lo que ella diga-
-Gracias por sus…extrañas recomendaciones-mencionó Diana riendo.
Cuando estábamos de ida afuera el timbre de entrada sonó por lo que tuvimos que despedirnos menos Lily y yo porque nos tocaba juntas.
-Me alegro que te lleves bien con Diana, es muy buena gente-mencionó Lily al entrar al aula.
-No me queda de otra, vive en mi casa-dije encogiendo los hombros mientras nos sentábamos.
-Yo creo que te agrada pero no quieres decirlo-dijo Lily.
-Muy bien alumnos, menos charla y más trabajo…hoy comenzaremos la clase con la historia de George Washington, será como un repaso para ustedes-dijo mientras escribía en la pizarra.
Esta vez presté más atención a lo que había dicho, últimamente había estado bajando mis notas y no hacía las tareas así que mejor cambiar eso. Para el final de la clase me arrepentí de haber atendido ya que ahora me había ganado bastante tarea.
-Nos odia o qué??-dije saliendo del curso junto a Lily.
-Nos tiene envidia, nosotras podemos salir y tener fiestas y ellos para vengarse nos tienen encerradas con tareas-era lo que siempre decía.
-Tienes razón, por nada más sacaré las mejores notas e iré bastantes fiestas para restregárselo en su rostro-dije y solté unas risitas malévolas.
-Estás más loca que yo y creí que eso era imposible-dijo Lily y se rió.
-Qué es tan chistoso??-dijo Ali mientras caminaba hacia nosotras.
-La loca de Lily-afirmé y me reí.
-No le encuentro mucho chiste-mencionó Ali mientras nos miraba confundida.
-Es que, no todo tiene lógica, querida Ali, lo sabías no?-preguntó Lily y se rió.
-Están locas-dijo y nos tomó de los brazos.
-A dónde vamos??-pregunté al parar de reír.
-A la cafetería-dijo como si fuera obvio.
-Claro…-dije mientras entrabamos por la puerta.
Nos fuimos a la mesa de siempre donde ya se encontraban los chicos incluyendo a Spencer que al verme me sonrió y agitó su mano en forma de saludo.
-Nos extrañaron??-dijo Lily sentándose al igual que nosotras.
-Ni un poco-dijo Lex y se rió.
-Claro, seguro que no extrañaste a Ali un poco, la extrañaste muchísimo y a mí me dejas a un lado-dijo Lily blanqueando los ojos.
Él la miró sorprendido y después fingió como si eso no le hubiera importado mientras yo le pateaba a Lily sin que nadie viera.
-Ayy!!! Eso duele-dijo mirándome enojada.
-Lo siento, no lo hice queriendo-dije y Ali se rió.
-Sí, seguro. Y los cerdos vuelan-dijo sobándose el tobillo.
-Bueno, voy a comprar algo-dije levantándome.
-Te acompaño, quiero una gaseosa-dijo Spencer.
-Me compras un chicle y galletas-dijo Lily dándome dinero.
-Ok…ya venimos-dije caminando junto a Spencer.
Cuando llegamos a la fila, saludé a algunas chicas y esperé a nuestro turno. Spencer me preguntaba qué era lo que compararía ya que él iba a pedir.
-Organizamos una tarde de películas en mi casa, te apuntas?-dijo de un momento otro.
-Que películas verán?-dije ya que me imaginaba que sería alguna de terror o acción por los chicos.
-Pensábamos RED o SECTOR 7 y finalizar con películas de terror-dijo con una sonrisa, ya sabía, quizá soy síquica.
-Bueno, puede ser, si es que no nos dan más trabajos ya que estoy casi al tope de tareas-dije recordando.
-Bueno, me avisas-dijo y pidió, no me dejó pagar a pesar de los varios intentos que hice mientras la señora que nos atendía se reía.
-Aquí tienes-dijo entregándole- Es un buen caballero tu novio-
-Gracias-dijo Spencer sin dejar que diga que no era mi novio.
Dejé pasar el tema como si no hubiera dicho nada, nos sentamos y yo comí mis masticables mientras escuchaba lo que discutían los chicos y chicas, ya que las chicas querían ver películas románticas y los chicos se negaban.
Al final no supe en que terminaron ya que terminé yendo hacia mi casillero, cuando llegué tomé mis cosas y me dirigí hacia el aula.
-Otra vez retrasada, señorita Monroe??-dijo el profesor.
-Solo pasaron 5 minutos del timbre-dije mientras caminaba hacia mi asiento.
Cuando vi a Jason, me sonrió y me senté para escuchar la siguiente clase aburrida. Hicimos algunas prácticas pero como no…el profesor dijo que hagamos una exposición para pasado mañana. Nos dictó los temas y dio las recomendaciones…Dijo que nos daba el resto de la clase para charlar sobre eso ya que sería la nota parcial.
-Bueno, cómo lo haremos??-dijo Jason mirándome.
Yo me volqué en  mi asiento para quedar frente a él y poder charlar cómodamente.
-Bueno, podemos hacerlo hoy si quieres-dije emocionándome a la idea de estar con él.
-Me parece una idea genial, así tus padres no se molestaran-dijo sonriente.
Que tierno!! Se preocupó por lo que dirían mis padres.
-Entonces está decidido, te parece a las 4 pm??-le pregunté.
-Mmm…creo que tendrá que ser un poco antes ya que parece que lloverá-dijo mirando por la ventana.
Genial!! Mientras sea más tiempo es mejor…dije mentalmente.
-Claro-le respondí.
El me sonrió y me miró directamente a los ojos, como era seguro yo no pude apartar mi mirada de los suyos, no sé qué era lo que tenía de diferente pero me gustaba. No había sentido esto hace mucho tiempo y ahora me agradaba volver a hacerlo.
-Llevaré algunas cosas para el trabajo-dijo más serio mirando atrás de mi.
-Emm…claro-dije mientras me sentaba mirando a la pizarra.
Miré de reojo hacia mi lado y recordé que Spencer se sentaba ahí y no estaba para nada alegre.
Tocó timbre y tomé mis libros mientras me levantaba.
-Nos vemos en tu casa esta tarde-dijo Jason plantándome un sonoro beso en las mejillas.
Yo le miré extrañada y escuché como Spencer bufaba.
-Dijiste que irías a mi casa-dijo alcanzándome en la puerta.
-Dije que si no tenía más tareas y cómo ves, las tengo-
-Será para otra entonces-dijo malhumorado y se fue en otra dirección.
Fui hacia el estacionamiento y vi como llovía, que raro, aquí solía ser muy soleado. Por suerte había dejado mi auto con la capota porque Ali me dijo que quizá llovería.
Caminé hacia donde se encontraban las chicas charlando.
-Hola-dije saludándolas.
-Hola-me dijeron ambas.
-Qué raro que llueva no?-dije y ellas asintieron.
-Bueno, Jason me está llamando ya que no pienso mojarme-dijo Ali.
-Y tú en que irás??-le pregunté a Lily.
-Solo son unas cuadras-dijo como si no le importara.
-Ven con nosotros, queda más cerca-dijo Ali
-Bueno, nos vemos Ashley-dijo y se despidieron de mí.
Casi corrí hasta mi auto ya que no quería mojar mi bolso, entré y encendí la calefacción. Genial…ahora almorzaría sola con mis padres, lo que menos quería.
Cuando llegué a casa saludé a mis padres y almorzamos charlando sobre cómo me fue en el colegio y yo pregunté sobre ellos, bueno, al menos todo iba bien hasta ese momento, hasta que me dijeron que charlemos seriamente…
-Ashley, nos preocupaste el día que no viniste a casa-dijo papá con un tono serio.
-Cariño, no queremos incomodarte, sé que estás en la etapa donde quieres salir con tus amigas, ir a fiestas y muchas cosas más pero no te olvides de nosotros-dijo mamá preocupada.
-Lo sé, lamento haberte contestado mal ese día, es solo que no estaba de un humor perfecto y me descargué contigo, prometo no volver a hacerlo-dije mientras me levantaba para abrazarlos.
-Que bien que ya terminó esta charla, odio los momentos serios-dijo mamá contenta.
-Está bien amores, debo irme. Hablaremos en la noche-dijo papá despidiéndose de cada una.
-Adiós papá-dije mientras salía por la puerta.
-Y Kyra??-preguntó mamá buscándola con la mirada.
-Los días que llueve se pone muy dormilona-dije suponiendo que estaba en su casita durmiendo.
-Bueno, yo también me voy…ya termina el mes y debo sacar una nueva colección de moda-dijo mamá.
-Ahh…sobre eso, recuerdas que antes me pediste si podía ser una de tus modelos??-
-Claro y no te preocupes, sabía que cambiarías de opinión…tu cupo está guardado-dijo guiñándome un ojo.
-Gracias, adiós-dije mientras subía a mi dormitorio.
Pronto llegaría Jason y debía alistarme, sé que no saldríamos pero uno siempre tiene que estar presentable.

0 comentarios ♥♥:

Publicar un comentario en la entrada