jueves, 14 de julio de 2011

Capítulo 56

Salí de mi habitación junto con mi bolsón y bajé las gradas, Carlos estaba acomodando la piscina…desasiendo el desastre que yo había hecho, no era buena ordenando cosas…
Salí de la casa donde estaba la piscina y dejé mi bolso en una de las sillas para echarse…volví a entrar y Diana estaba bajando. Cuando lo hizo sonó el timbre y Carlos fue a abrir.
-La pasaremos muy bien, no te preocupes-dijo ella.
No estaba preocupada, solo que estar con Sara me parecía aburrido y hubiera preferido a Lily y Ali.
-Ve a saludar-dije sonriéndole.
-Vamos-dijo tomando de mi mano.
Yo la seguí por detrás y cuando llegamos al recibidor, estaban las tres chicas de siempre, Sara, Diana y Amber…junto con Ariel, Hugo y otro chico al que no conocía.
-Diana, gracias por invitarnos-dijo Sara corriendo a abrazarla.
-Hacer una fiesta en la piscina fue una gran idea, no te preocupes…no vendrá mucha gente-dijo Amber guiñándole el ojo.
Un momento…¿¿fiesta?? ¿¿ Mucha gente?? Alguien puede explicarme cómo es que cambió toda la historia??
-Ehh…esto…creí haberles dicho un pequeño junte en la piscina-dijo Diana confundida.
-Ohh…debí haber entendido mal-dijo Sara.
Yo me acerqué al lugar donde se encontraba Ariel y le saludé con un beso en la mejilla.
-Linda…tanto tiempo-dijo y pasó un brazo sobre mis hombros.
-Sí, me dejaste abandonada-dije fingiendo estar triste.
-No…si tú eres mi favorita-dijo guiñándome un ojo y me reí.
-Ariel, tú crees que venga mucha gente??-dije mirándole dudosa.
-Pues yo creo que sí, tus sabes que cuando Sara dice fiesta nunca es pequeña-dijo él.
-Ohh…-iba a seguir hablando y el timbre sonó.
-Iré a abrir con Sara, tu llévalos afuera, por favor??-dijo Diana.
Yo asentí y caminé abrazada de Ariel, mientras charlábamos y saludaba a los demás.
-Tu prima es muy buena gente-dijo Amber.
-Conoció a mucha gente en un día-dijo Sara.
-Que bueno-dije sin darle interés y Ariel se rió.
Lo miraron como si estuviera loco ya que nadie había contado un chiste, pero él sabía que yo no me llevaba bien con ellas y ahora trataba de ignorarlas.
-Supongo que habrá que traer el aparato de música-dije más para mí misma.
-Yo te ayudo-dijo Ariel.
Yo asentí y entramos adentro…llamé a Carlos y el nos ayudó a llevar el aparato de música a afuera, después sacamos las amplificaciones de sonido de la bodega y por suerte el chico que no conocía y se llamaba Diego, sabía conectarlos. Mientras lo hacía sibí a mi habitación a buscar algunos Cd´s de música y cogí mi celular para llamar a Lily pero como no me contesto supuse que estaba en casa de Ali.
-Hola-dijo esa voz que reconocí en un segundo.
-Jason, habla Ashley-
-Pequeña, cómo estás??-dijo con voz alegre.
-Bien, gracias. Esto…hay una fiesta en la piscina y quería invitarte -dije aprovechando para invitarlo a él.
-Sí, Sara me llamó y me dijo, pero creí que era broma suya-dijo él.
-Ahh…vendrás??-dije dudando.
-Claro, yo no me pierdo una fiesta-me respondió  y se rió.


-Genial!! Dile a Ali y Lily, que supongo ella está ahí-dije entusiasmada.
-Supones bien, les diré…Nos vemos en tu casa-dijo.
-Adiós-dije y colgué.
Bajé las gradas, había más gente y saludaba a algunos mientras llevaba la música, cuando se la entregué él la puso y algunos gritaron y levantaron la mano mientras bailaban.
-Gracias-dije abrazándole a Diego por salvarme del apuro.
-Un gusto ayudarte-dijo guiñándome un ojo.
-Vamos a tomar algo-dije mientras caminaba.
El me siguió y yo fui a una mesa que había acomodado Carlos y también la había decorado, siempre le agradecería por sacarme de aprietos.
Diego saco dos vasos, me sirvió a mí y luego a él.
-Gracias-dije y tomé un poco.
-Vas a entrar??-dijo apuntando a la piscina.
-Después-dije contestándole.
-Te espero-dijo guiñándome un ojo.
Yo me reí por lo ridículo de la situación, estaba en una fiesta que había sido planeada hace unos minutos y ahora alguien me esperaba.
-Jmm…veo que ya conociste a alguien-dijo Diana mientras se servía un vaso de ponche.
-Sí, es amable-dije dándole un sorbo a mi vaso.
-Ayy…se nota que le gustas y apenas te vio-dijo mirándole.
-Pues a mí no me gusta y exacto, apenas lo conozco-dije y ella se rió.
-Qué hacen las primitas??-dijo Sara abrazándonos.
-Charlábamos-dije extrañada por lo buena que se comportaba.
-Y no piensan meterse??-dijo llevándonos hacia la piscina.
-No creo, debo esperar…-dije y Diana me detuvo.
-Ohh…vamos, y así jugamos un rato-dijo.
Vimos que estaban jugando con una pelota de piscina y otros a empujarse y salpicarse, agradecí que la piscina fuera grande ya que había mucha gente.
-Está bien-dije y ambas se dirigieron hacia sus bolsos.
Cuando yo cogí el mío mi celular empezó a vibrar y vi que era Jason, sonreí para mis adentros y contesté rápidamente.
-Hola-dije animada.
-Hola pequeña, dónde estás?? No te encontramos-dijo él, apenas le entendí por el sonido de la música.
-Estoy afuera-dije mirando la puerta.
-Gracias por la perfecta información-dijo y se rió.
Yo los vi y levanté el brazo, el me vio y colgué el celular…detrás de él estaban Lily y Ali, me alegré de que hayan venido. Caminaron hacia mí y saludé a Jason con un beso en la mejilla, mientras que Lily y Ali me miraban molestas.
-Bueno, yo las dejo con su charla de chicas-dijo Jason y se fue.
Nos quedamos en silencio hasta que Lily decidió hablar.
-No dirás nada??-dijo secamente.
-Yo…yo…No se enojen, lamento haberlas hecho enojar y prometo que no sucederá más, estaba fuera de mis sentido ese rato y un poco estresada…Espero que me perdonen porque las quiero mucho mucho mucho mucho…-dije tomando un gran respiro mientras las abrazaba.
Esperé a que dijeran algo y de pronto se rieron, me separé de ellas y seguían riendo, me crucé de brazos y ambas se detuvieron…bueno, por lo menos me habían disculpado.
-Hay tontita, como es posible que estemos enojadas por más de un día??-dijo Lily.
-Cuando encuentres la respuesta me avisas, ella necesita una dosis de amigas enojadas para que no vuelva a ocurrir más-dijo Ali.
-Pues no la encontrarán, jamás se enojaran por bastante tiempo conmigo…No lo soportarían-dije sacándoles la lengua y ambas blanquearon los ojos.
-Ahora debes darnos explicaciones, como que por qué organizaste una fiesta y nos invitaste a última hora-dijo Lily.
-Fue una confusión, luego se los contaré-dije alegre.
-Lista??-dijo Diana.
Ella ya estaba con un bikini negro con algunas flores...le quedaban bien ya que combinaba con su piel.
-Pues…-dije y ella hizo una mueca.
-Ni siquiera te cambiaste-dijo quejándose.
Lily y Ali me miraron con los ojos abiertos como platos, estaban sorprendidas y eso me hizo reír.
-Diana, ella es Lily y Ali-dije presentándolas.
-Un gusto-dijo Diana con una sonrisa.
-Iré en un momento-dije.
-OK...Sara nos está esperando, no tardes-dijo y se fue.
Yo volqué a mirar a las chicas y me miraban como si fuera una extraña.
-Qué fue eso??-dijo Lily con una ceja levantada.
-Otra larga historio supongo-dijo Ali.
-Tienes razón, nos cambiamos??-dije y ambas asintieron.
Tomé mi bolso y saqué el protector solar junto con unas gafas, me saqué mi vestido para quedar solo con mi trikini y me coloqué las gafas. Me eché protector solar tranquilamente hasta que escuché a una chica loca gritarme “ Buu!!”, me sobresalté haciendo caer el protector.
-Te asusté!-dijo Lily sentándose a mi lado.
-Si !! Felicidades-dije aplaudiendo para luego blanquear los ojos.
-Es nuevo-dijo apuntando a mi traje.
-Sí, cómo sabías??-dije sin darle mucha importancia.
-Pues sencillo…-iba a continuar pero la interrumpieron.
-No es rosa-finalizó Ali sentándose mi otro lado.
-Es extraño que de un momento a otro cambies, aunque sabía que eso iba a suceder…solo era cuestión de tiempo-dijo Lily con una sonrisa.
-Sí, y tú cuando cambiaras tu estilo de chica medio gótica o emo??-dije acusándola con la mirada.
-Cuando tú cambies el tuyo completamente-dijo Lily.
-Es un reto??-le pregunté levantando una ceja.
-Tú qué crees??-dijo Lily asintiendo.
-Acepto-dije y extendí mi mano.
Ella la tomó y quedó sellado ese reto, sin duda me costaría demasiado pero lo haría…Pero…cómo??...Bueno, por lo menos no había dicho que nada de rosa, podía usarlo aunque sea un poco ya que como había dicho antes…no usar rosa es un delito.
-Bueno, mejor entremos a la piscina antes de que sigan con sus pequeños retos que después se vuelven grandes-dijo Ali levantándose.
-Hola hermanita-dijo Jason abrazándola.
-Qué tal todo??-dijo Ali.
Él le respondió pero yo me quedé embobada mirándolo, el estaba solo con un short de piscina dejando al descubierto sus muy bien formados abdominales. Cómo era posible que alguien se vea tan perfecto?? Gotas de agua corría por su cabello y su pecho por lo que ya había entrado a la piscina…Tenía una perfecta sonrisa en el rostro y sus ojos, oscuros e interesantes como siempre quitándome cualquier pensamiento…Wow…yo pensé todo eso?? Desde cuando me había vuelto tan…ni sé como…se podría decir rara, no?
Sentí como alguien me pisaba delicadamente por lo que volví a tomar atención y ver cómo Ali pasaba su mano una y otra vez frente a mí.
-Tierra llamando a Ashley!!-dijo riendo.
Los demás soltaron risitas, ¿?¿?¿? Cuando Lex y Josh llegaron donde estábamos nosotros??…un momento ¿Josh?
 -Qué haces aquí??-dije levantándome de un salto.
-Se nota que me extrañaste mucho, por si acaso yo también lo hice-dijo Josh sarcásticamente.
-Lo siento, es solo que…- ahora que le diría.
-Gracias por organizar una fiesta en casa y no invitarme, tuve que enterarme gracias a Sara que me había enviado un mensaje a mi celular-dijo medio divertido, medio enfadado.
-Lo siento, las cosas se confundieron y luego se armó un lío, puedes creer que esto se armó en tan solo minutos??-dije hablando cualquier cosa.
-Tranquila, después me explicas, cuando coordines tus palabras-dijo sonriendo.
-Bueno y ustedes siguen sin mojarse-dijo Lex viéndonos.
-Creo que deberían darse un chapuzón-dijo Jason con una sonrisa malvada.
-Yo digo lo mismo-dijo Josh.
Yo tardé en procesar lo que querían decir, no reaccioné cuando agarraron a mis dos amigas y las llevaban a la fuerza a la piscina Josh llevaba en el hombro a Lily mientras ella daba puños en su espalda mientras que Lex alzaba a Ali por la cintura y ella trataba de pisarlo. Ambas estaban gritando y riendo, se veían graciosas pero sentí que era momento de parar esto, me levanté y di unos cuantos pasos de los cuales me arrepentí.
Pronto me encontré en los brazos de Jason que me llevaba a la piscina.
-No!! No!! Por favor-dije pataleando.
-Solo estaba esperando que te levantes, gracias por la ayuda-dijo el riendo.
-Jason!! Bájame ahora-grité mientras trataba de soltarme.
-Mis sandalias, se mojaran…al menos deja que me las quite-dije sonriendo,  apenas me suelte, escaparé.
-Con eso no hay problema-dijo quitándomelas y las dejó sobre una mesa.
-Si continúas, hoy será tu último día de vida-dije amenazándole.
-Lista??-dijo él en la punta de la piscina.
Grité  cuando salto y me aferré más a él, cuando acordé estaba en el agua completamente empapada…solo mi rostro salía a la superficie. Jason estaba riéndose de la mueca de enfado que había puesto.
-Estoy mojada, muy mojada y el agua está fría-dije tiritando.
-No es para tanto ya te calentaras-dijo Jason tratando de ocultar sus risas.
Pataleé deshaciéndome de él, pero mi plan no fue tan bueno ya que cuando me soltó no calculé que estábamos en la parte más honda de la piscina así que me hundí. Nadé hasta la superficie y tomé un trago de aire…Increíble!! Jason me miró y estalló en carcajadas, yo le fulminé con la mirada y nadé hasta donde podía pararme y mantener mitad de mi cuerpo fuera del agua.

0 comentarios ♥♥:

Publicar un comentario en la entrada