viernes, 22 de abril de 2011

Capitulo 49


Ya era lunes y nos encontrábamos en el auto de Josh ya que debíamos estar juntos, esto estaba empezando a irritarme, desde que Diana llegó quieren pasar más tiempo juntos…no digo que sea malo pero me molesta que lo hagan por…ella.
Al llegar todos bajamos del auto, Diana iba al lado de Josh ya que se había vuelto muy amigos, en cambio yo, había tratado de hacerme a un lado...
-Ashley, ve con Diana ya que ella está en tu curso, papá se aseguro de que la mayoría de las clases las haga contigo-dijo Josh mientras se despedía y se iba con sus amigos.
Empecé a caminar y Diana iba a mi lado, me acerqué a un grupo de amigas y empecé a charlar con ellas, ella lo había dicho…cada a sus asuntos, ya se las arreglaría. Al parecer se dio cuenta de ello ya que cuando la miré volcó los ojos y empezó a caminar hacia otro lado.

**Narra Diana**

No podía creerlo, como alguien podía ser tan egoísta…Está bien que te ignore todo el día pero que te deje como si no te conociera y tu primer día de clases ¿? No sé que le pasaba por la cabeza. Caminar y caminar, no hacía nada más aparte de eso…no sabía dónde estaba ya que este lugar era muy grande…cerré los ojos con rabia y me choqué con alguien cosa que hizo que se me cayeran todas mis cosas.
Yo abrí los ojos inmediatamente y me agaché para levantar las cosas.
-Lo siento demasiado Ashley, juro que no vi por donde por donde iba…Discúlpame-dijo la chica agachada recogiendo las cosas nerviosamente.
-Tranquila-dije ayudándola a levantar.
Pero antes de agacharme ella ya se había parado, al verme me miró confundida…
-Aquí tiene-dijo entregándome mis cosas.
-Gracias…por cierto, no soy Ashley…Mi nombre es Diana-dije.
-Ohh…es que se parecen demasiado, la conoces??-dijo la chica mirándome.
-Sí, ella es mi…-no seguí ya que no sabía que decirle.
Entonces recordé que ahora estaba adoptada por mi tía y…que ya no volvería a ver a mi madre, su imagen apareció e n mi mente y sentía como mi vista se nublaba, me di la vuelta y empecé a caminar rápidamente a cualquier lugar lejos de este…Por suerte había llegado al tocador de chicas, entré a uno de los baños y me encerré…las lágrimas salían de mis ojos, el timbre de entrada había tocado pero no me importaba, no iría en estas condiciones…Envolví mis piernas con mis brazos y poco a poco todo se quedó en silencio haciendo que mis sollozos fueran los únicos que se escucharan.
Solo podía recordar los buenos y malos momentos que había pasado con mi madre, haciendo que mi llanto aumentará…la extrañaba tanto pensar de que la había perdido de esta forma…
Estuve un largo rato hasta que poco a poco me fui calmando, me levanté una vez que dejaron de salir lágrimas de mis ojos. Cuando salí del baño me dirigí directamente al espejo, mis ojos estaban un poco hinchados y rojos, esperé hasta que se me pasó y entonces me coloqué un poco de maquillaje a las pequeñas ojeras que me habían salido.
Salí del baño y vi a un regente, me acerqué y le pregunté donde quedaba secretaria, me dijo y yo le agradecí y me dirigí hacia donde me había indicado.
Por suerte no tardé mucho en encontrarla, cuando entré la secretaria me sonrió y habló.
-Buenos días, usted debe de ser Diana  -
-Sí, soy nueva en el colegio-dije devolviéndole la sonrisa.
-Es bueno conocer a su otra hija, se parece mucho a su hermana-dijo ella buscando algo.
-No…yo soy prima de Ashley si es a quien se refiere-dije un poco seria.
-Oh…lo siento, cuando el señor Monroe me llamó no habló nada sobre eso…dijo que eran asuntos personales y como la vi y se parecía demasiado a Ashley pensé que era su hermana-dijo ella agarrando unos papeles.
-No se preocupe-dije sin tomar mucha importancia.
-Bueno, aquí tienes tus horarios y esta es la clave de tu casillero…Éste es un mapa del colegio, aquí es tu próxima clase-dijo apuntando a uno de los cuadrados que había.
Si que era un gran colegio, como se supone que encontraré cada clase??
-Toma esto para que te dejen entrar ya que estas atrasada-dijo dándome otro papel.
-Muchas gracias-dije saliendo.
-Que tengas un buen día y bienvenida al colegio-dijo mientras se volvía a sentar.
Empecé a caminar por todos los pasillos de colegio mientras veía el mapa, me incomodaba ya que cuando pasaba por algunos cursos con la puerta abierta me saludaban agitando la mano, seguro me estaban confundiendo.
Seguí caminando hasta que me tocaron el hombro, yo me di la vuelta y agradecí de ver a Josh detrás de mí.
-Que haces aquí?? Deberías estar en clase-dijo él con una sonrisa.
-Yo…me perdí-dije mostrándole el mapa.
-Cuál es tu casillero??-dijo y yo le mostré el papel.
-Vamos-dijo mientras empezaba a caminar, parecía que conocía el colegio como la palma de su mano.
-Y tu por qué no estás en clase??-dije mirándolo.
-Te vi pasar, bueno creí que eras Ashley y pensé que se había escapado de clase así que salí…Vi que no estabas vestida como ella así que supe que eras tú-dijo.
Pasamos por un grupo de chicas que me miraban con rabia, me pregunté por qué sería hasta que vi como miraban a Josh…
-Aquí es-dijo apuntando uno de los casilleros.
-Gracias-dije mientras el abría el casillero.
Cuando lo hizo puse mis cosas, un día antes mi tía los había comprado para que esté lista al entrar a clases. Me fije que me tocaba y saqué los cuadernos y libros que utilizaría, Josh me acompañó hasta la clase que me tocaba…Cuando llegamos tuve que entrar y Josh se había ido, no vi a Ashley ahí así que supe que no me había tocado junto a ella en esa clase, le di el papel al profesor y por suerte no me hizo pasar a presentarme.
Todos empezaron a mirarme y supe que este sería un día muy largo…

***♥ ***♥***♥ ***♥***♥ ***♥***♥ ***♥***♥ ***♥***♥ ***♥***♥ ***♥***♥ ***♥***

El timbre del receso sonó y lo agradecí, aunque no conocía a nadie y dudo que vaya a sentarme al lado de Ashley prefería estar sola a dos largas horas pasando clases aburridas. Cuando salí la gente me miraba y, pues, lo único que trataba era de ignorarlas, saqué el mapa de mi bolso y anduve por los pasillos tratando de encontrar mi casillero hasta que pude hacerlos, por lo que me felicité a mí misma.
Guardé mis cosas y cerré el casillero, empecé a caminar hacia el lugar donde sería la cafetería…por suerte solo era bajar el edificio e ir en línea recta, pasé por un gran coliseo, dentro se escuchaba música por lo que me dio curiosidad y entré, al hacerlo no veía nada ya que no era grande solo por fuera, tuve que subir algunas graderías y pude ver a un equipo de fútbol jugando y otro grupo al lado de porristas, cada uno con su entrenador… No me sorprendí al ver a Ashley a la cabeza de todo su grupo junto a dos chicas a sus lados un poco atrás una era de cabello castaño oscuro y la otra era rubia, también vi a otras que ya no daban más y pedían un descanso.
Cuando fijé mi mirada al equipo de fútbol, vi a Josh con una gran sonrisa…Tan pronto había tomado cariño con él y es que era como el hermano mayor que nunca tuve, después de que metan un gol vi como chocaba la palma con otro chico, era medio rubio…sus ojos celestes resaltaban hasta donde me encontraba, era guapo, muy guapo…Así estuve viendo un largo rato, en el equipo contrario había un chico un poco moreno, se notaba que iba diariamente al gimnasio, su cabello era oscuro con una sonrisa perfecta que sacaba cuando metía un gol, aunque no se me escapó que él no dejaba de mirar al equipo de porristas, claro que los demás también las veían y se podría decir que poco más y derramaban baba en la cancha…Siempre había sido muy observadora, podría quedarme bastantes minutos apreciando una obra de arte buscando todos los detalles que pudiese encontrar.
Escuché como tocaba el timbre y salí del coliseo sin que nadie pudiera verme, fui hasta mi casillero que se me dio más fácil encontrar…saqué mi cosas y sentí como tocaban mi hombro, me di media vuelta y me encontré con tres chicas que cuando me vieron se sorprendieron.
-Disculpa, te confundí con alguien-dijo la que estaba frente a mí.
Pude reconocer que era una de las que estaba de porrista.
-No eres la primera en decirme eso-dije volcando los ojos.
-Eres nueva no??-dijo la de cabello castaño.
-Si-le respondí.
-Bueno, yo soy Sara. Ellas son Diana y Amber-dijo señalándolas.
-Y tú cómo te llamas??-dijo la que debía de ser Amber.
-Diana…-
Sara me miró extrañada y después dirigió una mirada a sus amigas.
-Disculpa, por si acaso, tú no eres alguna familiar de Ashley??-dijo Sara.
-Sí, soy su prima…-dije ahora yo extrañada de que ellas supieran algo.
Las gemelas se miraron y a Sara se le formó una gran sonrisa.
-Que bueno seremos grandes amigas-dijo Sara.
Por lo menos ya tendría algunas amigas en el colegio, parecían buena gente así que intentaría estar con ellas.
-Te toca historia no??-dijo Diana mirándome.
-Si, a ustedes??- pregunté mientras empezábamos a caminar.
-Que suerte tienes, a mi me toca geografía-dijo Diana con una mueca aburrida.
-Pues a nosotras nos toca contigo-dijo Amber alegre.
-Te sentarás conmigo-dijo Sara pasando una brazo alrededor del mío como si fuéramos grandes amigas.



0 comentarios ♥♥:

Publicar un comentario en la entrada