viernes, 8 de abril de 2011

Capitulo 48

Carlos nos llevó al centro, donde se encontraba la plaza principal dijo que le llamáramos cuando decidamos volver ya que quedaba demasiado lejos como para ir a pie, al bajar empecé a pensar a donde podríamos ir…
-Bueno, allá hay una heladería…vamos-dije empezando a caminar.
Po la plaza había varia gente y algunos del colegio, seguro se habían escapado de clases ya que hoy era viernes por la mañana… se acercaron a saludarme y al ver a la chi…Diana, debía de acostumbrarme a usar su nombre, su rostro se llenaba de duda…varios me preguntaron si ella era mi hermana melliza o algo así, ella, sin embargo, era un poco callada, respondía a lo que le preguntaban y después se sumergía en sus pensamientos…cuando nos sentamos en la heladería, pedimos lo que deseábamos, el mozo anotó y se retiró. Hubo un silencia entre ella y yo, era muy incómodo, tanto que hasta empecé a buscar algo de qué hablarle. Otra parte de mí me recordaba que no debía confiar en ella y no debería dirigirle la palabra pero parecíamos estatuas.
-Y que tal es el lugar de dónde vienes?? -dije ya que no se me ocurría nada más.
-Es…agradable, aunque es menos soleado que aquí y la playa queda más lejos…-dijo ella medio tímida.
Iba a ser dificultoso ser agradable con ella, hacer pasajero el momento...entonces pensé que si más amiga era de ella más me acercaría a mi familia, aunque seguiría siendo la segunda…
-Espero…que te sientas cómoda-dije, se sentía la tensión mía.
-Es un buen lugar, al menos lo que vi hasta ahora-dijo ella mirando alrededor.
-Te gustará, hay muchos lugares para ir de compras-dije animada por la idea aunque en el fondo no me gustaba compartirla con ella.
El mozo nos trajo los helados y ambas empezamos a probarlos, entonces recordé el día que salí con Jason…sentí como una risa boba aparecía por mi rostro, era así cada que algo me recordaba a ese día…
-Te gusta alguien, cierto??-dijo Diana mirándome.
-Por qué crees eso??-dije mirándola extrañada de que se hubiera dado cuenta.
-Por tu rostro-dijo mirándome.
-Ahh…bueno, creo que lo estoy aunque quizá solo sea un capricho-dije encogiéndome en hombros.
-Bueno, suelo ser directa así que lo diré sin rodeos, yo no te agrado-dijo ella más seria.
-Tienes razón, aunque trataré de llevarme bien contigo-dije yo.
Yo tampoco tenía porque llenarme de rodeos y decírselo así era lo mejor así no tendría que fingir nada.
-Bueno, creo que deberíamos ir a otro lado ya que terminamos los helados-dije yo mientras llamaba al mozo.
Page la cuenta de los helados y nos levantamos, al salir del lugar por mi mente se pasó eso de ir a la casa de Lily por lo que empecé a caminar.
-A dónde vamos??-dijo Diana siguiendo mi paso.
-A la casa de mi BFF-dije mirando la calle.
-Pero se hace hora de ir a almorzar-dijo apuntando su reloj.
Ella tenía razón, seguro mis padres había llamado y no me había dado cuenta, cuando me fijé en el celular confirmé que llevaba la razón…llamé a Carlos para que nos venga a recoger y nos sentamos a esperarlo, ninguna de nosotras dijo algo hasta que Diana habló.
-Si no te agrado y al parecer tú tampoco me agradas mucho que digamos así que te propongo algo-dijo ella mirándome.
Yo no le agradaba??? Seguro por la forma en que la traté hasta ahora, pero si ella quería que las cosas sean así pues lo serían.
-Dime-dije con interés.
-No tenemos porque llevarnos perfectamente en todo lugar y como mi tía quiere que nos llevemos bien, pus lo fingiremos mientras estemos con tus padres-dijo ella con la frente en alto.
-Es una buena idea-dije con una sonrisa.
-Trato??-dijo ella extendiendo la mano.
-Trato-dije yo tomándola mientras ella sonreía.
Justo después de 5 minutos llegó Carlos, nos subimos al auto y esperamos hasta llegar a casa…Cuando bajamos del auto y entramos a la casa mamá y papá estaban sentados charlando, seguro nos estaban esperando…Ambos volcaron a mirar a Diana, seguro estaban esperándola a ella.
-Hola a todos-dije mientras me retiraba.
-Espera, por qué no nos cuentan cómo les fue??-dijo mamá.
-Todo perfecto, nos conocimos demasiado y nos llevamos muy bien-dije con una sonrisa, aunque la estaba fingiendo.
-Me alegro de eso, vayan a alistarse iremos a comer-dijo papá.
Yo caminé rápidamente hacia las gradas, sentía los pasos de Diana detrás de mí pero no le tomé importancia…entré a mi dormitorio y cerré la puerta, me dirigí al vestidor y decidí cambiarme…se que recién acabo de hacerlo pero no puedo evitarlo…¡¡Amo usar ropa nueva!!
Me decidí por un vestido casual y un poco apegado blanco con rosa y unas sandalias blancas, me miré al espejo y vi que ya estaba lista. Fui hasta el tocador y me forme unos canelones con una crema para peinar… Kyra ladró y me di cuenta de que se encontraba a mi lado mirándome.
-Hola bebé, tu también quieres ir??-dije alzándola.
Kyra ladró y movió su colita, me levanté con ella en los brazos y empecé a caminar hacia su cuarto…cuando estuve dentro la dejé en el suelo y me fui a su cómoda para buscarle alguna ropita, saqué un vestidito y algo tipo medias o zapatitos de tela para que no se ensucie las patitas. Hasta que le cambié mamá y papá me llamaron, saqué su correa y bajé las gradas, cuando estuve abajo vi que todos estaban listos.
-Te esperábamos-dijo papá.
-Tardas demasiado hermana-dijo Josh.
-Llevaremos a Kyra-dije mientras la alzaba.
-No creo que la dejen entrar-dijo papá mientras nos dirigíamos a la puerta que daba a la cochera.
-Oh claro que la dejaran entrar-dije.
Todos entramos en la vagoneta, yo iba a un lado de la ventana  y Diana en el otro extremo mientras que Josh iba al medio.
-La próxima alguna de ustedes se cambia conmigo-dijo Josh cruzando los brazos.
Yo me reí por el puchero que había hecho Josh, Kyra empezó a inquietarse como siempre y querer andar por todo el auto.
Y así fue toda la tarde, la pasamos como se diría…en familia, aunque la que mayor atención recibía era Diana, le hacían todo tipo de preguntas y Josh la incluía en sus chistes y bromas…Yo por otra parte pretendía no escuchar y jugaba con Kyra, cuando ya había anochecido nos encontrábamos en la sala de TV, Diana estaba hablando sobre su colegio y sus amigas…yo me aburrí y me levanté.
-Qué ocurre??-dijo mamá mirándome.
-Nada, iré a mi dormitorio-dije un poco enfadada.
Caminé por la casa hasta llegar a las escaleras, cuando estuve en mi dormitorio fui directamente a un baúl que estaba cerrado con llave...ya había sacado la llave de una pequeña cajita que guardaba en un estante…hasta ahora nadie la había encontrado por suerte.
Abrí el baúl y saqué el diario que había comprado hace algunas semanas atrás, al final le había confesado a Lily que no podía escribir todos mis secretos ahí que lo había transformado en algo parecido a un cancionero…donde la mayoría de las canciones que estaban escritas eran mías. Cerré el baúl y fui hasta mi terraza, cuando estuve afuera la brisa me llegaba y revolvía un poco mi cabello. Me senté en una banca y tomé mi guitarra que se encontraba a un lado, pronto empecé a tocar las cuerdas y se fue formando una nueva música, quizá no era tan buena ya que se trataba de lo que me ocurría ahora…sobre una chica que estaba triste ya que le habían reemplazado y sentía que ocupaban su lugar…
Sentía como una lágrima rodaba por mi mejilla cuando cerré los ojos, me la limpié inmediatamente y dejé de tocar…Pronto empecé a tocar otras canciones mientras mi mirada se perdía en la noche nublada…

0 comentarios ♥♥:

Publicar un comentario en la entrada