martes, 25 de enero de 2011

Capitulo 27

Siii...ya volviii!!! La pase muy mal sin internet!!!! Pero ahora ya todo ta bien asi que voy a subir seguido, como antes....
---------------------------------------------------------------------------------------------

Caminar a su lado era un poco extraño, todos nos miraban pero no por mucho tiempo ya que notaban que a mí eso no me agradaba. El camino fue en silencio, pero eso me permitía pensar en las cosas más claramente.

Aunque mi mente estaba más llena de preguntas, ¿Qué es lo que me preguntará?,¿ Qué le responderé?, ¿Y si se entera que soy yo?.... Todas las preguntas estaban entorno a eso y lastimosamente no había nadie que pudiera responderlas, solo me quedaba esperar…

Sin darme cuenta habíamos llegado a ese gran árbol donde me quede espiando a Josh y Lily, entró por los arbustos y yo le seguí para encontrarme con una gran raíz de árbol sobresalida que servía para sentarse o apoyarse, el árbol estaba lleno de rosas por lo que el suelo también.

-Me gusta venir aquí, no hay mucha gente por lo que puedo estar más tranquilo- dijo Jason sentándose.

Antes de responderle recordé que debía seguir con mi personalidad la cual no le gustaba.

-Pues es un buen lugar…pero el hecho de sentarnos en la tierra no me gusta- dije aunque era mentira a mi daba igual si él estaba ahí.

El solo volcó los ojos y negó con la cabeza sin contestar nada, me senté frente a él y un poco alejada ya que si me hubiera sentado a su lado dudo que haya podido ignorar la corriente eléctrica que irradiaba su cuerpo.

-Y que harás esta tarde??- dijo mirándome a los ojos por lo que tuve que mirar a otra parte.

Lo pregunto en forma de invitación o solo por encontrar un tema de que hablar???

-Voy…a la casa de Spencer- dije como si no me importara en absoluto.

-Ah…-dijo fríamente.

-Y tú??- hice que sonara con desinterés aunque lo que sentía era lo contrario.

-Supongo que saldré a caminar con Alex y Leo, tal vez los demás quieran unirse-dijo.

-No irás a la discoteca?? Creo que habían invitado a casi todo el colegio-

-Sí, quien más cuidaría a Alison??- dijo sonriendo.

-Ella puede cuidarse por sí sola, solo necesita más confianza y podrá obtener lo que quiera- todo eso que dije era verdad.

-Tienes razón, creo que eras una mala y buena influencia- dijo riendo.

-Y, por qué soy mala influencia??- dije con una sonrisa pícara.

El se quedó mirándome un minuto pero después sacudió su cabeza como si estuviera aclarando sus pensamientos o algo así.

-Porque haces que se vuelva extrovertida y quiera salir todo el tiempo- dijo mientras su perfecta sonrisa volvía.

-Jajaja…puede que sea verdad aunque creo que ella descubre que es más divertido sin que nadie le diga-dije riendo.

-Y la buena, porque ya no es tan cerrada y tímida como antes- dijo volviéndome a mirar.

Supuse que la conversación había terminado por el momento así que no retiré mi mirada de la suya dejándome llevar por sus ojos, mientras le miraba me hizo recuerdo a ese día de la fiesta de Lily, estaba segura de que ese día no lo iba a olvidar a menos que me borraran la memoria…o quizá ni eso lo borraría.

-Te pareces demasiado-dijo sin mover su mirada.

-Qué??- dije confundida, me había perdido algo??

-A Diana, diría que eres tú si no supiera que es imposible-dijo y yo me quedé pasmada.

Imposible??? Qué tenía de imposible si fuera yo??? Pensaba que jamás me fijaría en él?? Ó jamás le llegaría a gustar de esa forma??

Mi cuerpo se llenó de rabia por ese rechazo, aunque ni siquiera sé si fue uno, pero automáticamente me levanté y me di la vuelta para salir de los arbustos, antes de que pudiera dar un paso más sentí como una mano cálida y suave agarraba de mi brazo.

-Qué sucede??-dijo preocupado.

Claro que él no sabía que sucedía, él ni tenía idea. Mi forma de actuar fue completamente estúpida, tenía que inventar algo ahora…Pero tenía que controlar mi rabia.

Cerré los ojos durante medio minuto y cuando me sentía más tranquila los volví a abrir, él me miraba de forma diferente, se veía la duda en sus ojos pero también había más…¿¿Deseo??...Cuando se dio cuenta de que nos miramos fijamente, parpadeó un par de veces.

-Que hice mal??- dijo, aún sujetaba mi brazo y lo hacía un poco fuerte aunque no dejaba de ser cómodo.

Esa parte de mi piel ardía en calor, pero no deseaba que desaparezca, sino por el contrario, deseaba más.

-Nada…es solo que…- Y ahora que le decía??- Nada-

Era más sencillo que decir otra cosa, por supuesto que a él no le convenció mi respuesta.

-No soy tonto, pero si no quieres contármelo, no te obligaré-dijo mientras volvía su sonrisa pero no le llegaba a sus ojos, aun se veía preocupado.

Sentí como alguien se acercaba, era un pequeño grupo y cuando estuvieron cerca pude distinguir las voces, estaba la voz de Spencer entre las demás.

¿¿Qué hacían aquí??...Desde cuando éste lugar se volvió conocido??

Sin pensarlo dos veces empujé a Jason hacia los arbustos, todo fue rápido, sentí como mis pies se enredaban con algo, al parecer Jason se dio cuenta y me sujeto de la cintura con un brazo, eso fue una mala idea ya que perdió el equilibrio, cerré mis ojos esperando algún dolor pero solo escuché el golpe seco del cuerpo de Jason. Que bruta era, le había lastimado y por mi falta de estabilidad cuando él está cerca.

-Auch!!-dijo.

Instintivamente abrí los ojos para ver si se había lastimado demasiado, pero lo que encontré fue su rostro a unos pocos centímetros del mío, él abrió los suyos y me miró con los ojos como platos, su respiración empezó a agitarse y la mía igual, toda parte de mi cuerpo que le tocaba empezó a sentir como una corriente eléctrica pero poco a poco se fue convirtiendo en fuego.

Su aliento rosaba mi rostro haciendo que me abrumara y todo tipo de concentración se perdiera completamente.

Al parecer el estaba igual que yo, sentía como su brazo alrededor de mi cintura comenzaba a presionarme lentamente hacia él, lo único que podía sentir, escuchar, ver o cualquier cosa que llamara mi atención era él.

Spencer…Spencer…decía una voz en susurros por mi cabeza, seguro mi “conciencia”, porque se le ocurría aparecer ahora??? Y lo peor, porque tenía razón??

Inmediatamente me sentía culpable, sabía que me arrepentiría si continuaba con esto e igual lo haría si no lo hacía, pero no podía continuar…no si me hacía sentir culpable.

-Tú…tú cabe…cabeza- y ahora se me ocurría tartamudear como tonta.

-Hmm…- el no respondió rápido- Estoy…bien-

-Creo que ahora puedo levantarme-dije sonriendo ya que aún me sujetaba con su brazo.

-Oh…si, lo siento- dijo mientras un rubor aparecía en sus mejillas.

Me levanté, con cuidado de resbalarme y volver a caer sobre él, no creo que la próxima vez vuelva a….cual sería la palabra??....ya sé…RESISTIRME.

Poco a poco sentía como el fuego en mi piel desaparecía y me sentía…fría.

El se sentó y se acarició la cabeza, seguro se había dado un buen golpe…y si estaba sangrando???

-Puedo verte??- dije con ansiedad.

-Me encuentro bien- dijo bajando su mano rápidamente.

-Por favor??- insistí.

El encogió su hombros y yo me acerqué a él, me fijé si había sangre y por suerte no había, con cuidado pasé mis dedos por su cabeza sintiendo su sedoso cabello…al parecer era muy duro y fuerte ya que ni le apareció un hinchazón como a mí. Hice lo posible por quitar mis dedos de su cabello.

-Que tal tu diagnostico??- dijo sonriendo cuando volví a sentarme en mi lugar.

-Pues…diría que estas perfectamente- dije devolviéndole la sonrisa.

-Vaya…ahora ya sé a qué doctora acudir- dijo riendo.

-No creas que te rebajaré el precio- dije uniéndome a sus risas.

-Esa es la Ashley que me gusta- dijo un poco más serio.

-A qué te refieres??- dije sorprendida.

Gusta?? Pero en qué sentido….lo mismo que me gustaba él a mi o solo algo de amigos o conocidos???

-Cuando no finges ser la reina de belleza y popularidad- dijo.

Esperó mi reacción pero creo que solo vio la sorpresa ya que continuó hablando.

-Pero ahora eres…Tú- dijo.

Creo que él y Ali son totalmente iguales y piensan lo mismo, aunque no se equivocan. No sabía que responder, quizá si seguía siendo “yo” normal, se daría cuenta y me compararía con la supuesta Diana.

-Qué hora es??- dije cambiando de tema.

El se fijó en su reloj y se sorprendió.

-Nos faltamos una hora de clases- dijo levantándose y alargando su mano.

Yo, por supuesto que la tomé, estuve por olvidarme mis libros pero él los alzó, salimos de los arbustos y empezamos a correr, nos dirigimos a los casilleros, él se fue al suyo y yo saqué mis cosas rápidamente, cuando cerré la puerta él se encontraba apoyado.

-Deberías haber ido a tus clases- dije sonriendo aunque en el fondo agradecía que haya vuelto.

-Vamos- dijo mientras tomaba de mi mano y corríamos a mi aula.

Me tocaba con Lily y obviamente que al verme con Jason me preguntaría todo tipo de cosas. Cuando llegamos a clases, él aun sostenía mi mano y la puerta estaba abierta, pude notar como todos volcaban a vernos, incluyendo a Sara, que se moría de rabia.

-Que horas son estas para llegar señorita Monroe??- dijo el profesor enojado.

Iba a comenzar a hablar pero Jason lo hizo primero.

-Disculpe, ha sido culpa mía, estaba pidiendo ayuda con unos prácticos- dijo con un tono muy agradable.

-Pero si usted está un curso más adelante que ella-dijo el profesor confundido.

-En biología, no es así, estoy más avanzada- dije mostrando mi mejor sonrisa.

-Está bien, adelante. Y usted, vaya a su curso- dijo mientras volvía hacia la pizarra.

El me soltó la mano y me dio un empujoncito para que entrara a clases, supongo que no había momentos para despedidas.

Cuando llegué a mi asiento, la mayoría de las chicas se dieron la vuelta para hablar conmigo.

-Que fue lo que estuviste haciendo??- dijo una de ellas.

-Tuvieron una conversación interesante??- dijo otra.

-Silencio o les mandaré más tarea- dijo el profesor y las demás se dieron la vuelta.

Yo me quedé pensando en todo lo que había sucedido y sentí como una sonrisa aparecía en mis labios mientras miraba por la ventana, creo que las cosas podrían mejorar de ahora en adelante.

0 comentarios ♥♥:

Publicar un comentario en la entrada